Operación bikini en 6 pasos saludables

Llega el verano y con ello la odiosa operación bikini. ¿Cuántos de vosotros no habéis pensado alguna vez en poneros a tono de cara al verano? Dietas sin sentido, restrictivas y muy pero que muy perjudiciales ponen en riesgo nuestra salud, únicamente para conseguir objetivos inalcanzables e irreales.

Celebrities como Adriana Lima , Jennifer López, Kim Kardashian, y una larga lista de famosas y famosos, se someten a dietas milagro y entrenamientos muy exigentes, para lucir en una instantánea. Pero, ¿qué nos está pasando?, ¿hasta dónde somos capaces de llegar con la operación bikini para que nos vean mejor? El culto a la belleza, la obsesión por la imagen y la impaciencia de la sociedad actual nos lleva a perder la cabeza y, en la mayoría de los casos, la salud.

Si quieres mejorar tu estado físico lo primero y más importante es cuidarte y “ponerte a plan” durante todo el año y no 1 o 2 meses antes del verano. Esta es una sencilla manera de entender que para conseguir resultados viables y factibles es necesario tiempo y constancia.

En segundo lugar, nuestra alimentación debe ser respetuosa y equilibrada con nuestro cuerpo aportando la energía suficiente y alimentos saludables que harán mejorar nuestro estado de salud manteniendo una buena relación con la comida. Para ello, es tan sencillo como seguir los seis sencillos pasos que te muestro a continuación:

  • Evita y/o reduce los azúcares refinados y todo alimento que los contenga en su composición. Limita refrescos, ultraprocesados y vuelve a los cereales de nuestros antepasados, los integrales.
  • Consume en mayor medida proteínas de origen vegetal. No pasa nada porque comas más legumbres a menudo, prepárate deliciosas ensaladas con ellas, no te llevará tiempo y tu cuerpo lo agradecerá.
  • Dale caña a las frutas. Antes, durante o después de comer, el orden de los factores no altera el producto.
  • Come en cantidades ingentes verduras y de toda clase y colores. Recuerda que son las mejores amigas de tus platos.
  • Dale cabida a las grasas cardioprotectoras. No hay mejor aderezo que un chorrito de aceite de oliva virgen extra y si eres de los que le gusta picotear entre horas, un puñadito de frutos secos al día, una tosta de aguacate o incluso de salmón con queso fresco son fantásticas opciones que te harán disfrutar consiguiendo resultados.

Por último, no por ello menos importante, mentalízate de que la actividad física debe formar parte de tu día a día, y en función de tus objetivos deberás ajustar los entrenamientos y el tiempo de duración. “Roma no se construyó en un día”. Apuesta por una alimentación saludable y sostenible con el medio ambiente y contigo mismo.



Artículo escrito por Cristina Miguélez (@diet_etica13), Técnico en dietética.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s